[es] Tutorial

CNM permite almacenar la información relevante de los dispositivos monitorizados. Pueden ser datos de sistema o personalizados por el usuario y permite asociarles documentación de una forma sencilla. Dicha documentación quedará integrada en la herramienta y será facilmente accesible al operador o administrador.

CNM permite dar de alta dispositivos en bloque utilizando diferentes métodos:

  • De forma manual, introduciendo la lista de dispositivos directamente desde la interfaz de edición de provisión.
  • A partir de un fichero Excel, correctamente formateado.
  • A partir del resultado de un descubrimiento de red realizado por el propio CNM.

Esto supone un importante ahorro de tiempo y esfuerzo a la hora de provisionar el sistema y un mayor control por parte del usuario.

CNM permite al usuario ejecutar sus propios scripts en la misma máquina o en equipos remotos que actúan como proxy. El uso de scripts, permite mejorar los repositorios de métricas y aplicaciones de nuestro sistema.

Un script orientado a proporcionar métricas debe devolver valores numéricos de acuerdo con el formato que veremos a continuación. Si su uso es como aplicación, la salida será texto sin restricciones.

Las métricas de tipo proxy son las más versátiles del sistema ya que se basan en scripts incluidos de base o creados por el propio usuario.

Sobre las métricas monitorizadas por CNM se pueden definir criterios de alerta o monitores. Un ejemplo de esto podría ser generar una alerta roja cuando la temperatura de un dispositivo sobrepase el umbral de 70º o una alerta amarilla si el disco x:\ sobrepasa el 85% de uso.

CNM puede recibir notificaciones por diferentes medios (traps snmp, syslog, o email) que almacena en BBDD. La revisión periódica de esta información proporciona datos importantes sobre el comportamiento y el estado de los equipos monitorizados.

A partir de dichos eventos, el usuario puede definir sus propias alertas remotas.

Una aplicación en CNM es una utilidad del sistema que permite obtener datos de diferente naturaleza del dispositivo gestionado.

El appliance ya incluye múltiples aplicaciones de base, no obstante el usuario puede crear sus propias aplicaciones incluyendo nuevos scripts o a partir de los que ya existan utilizando otros parámetros de ejecución. 

CNM permite al usuario planificar la ejecución de las aplicaciones definidas en el sistema.

Una vista es un contenedor con las métricas y alertas remotas seleccionadas por el usuario, cuyo estado viene determinado por las alertas de dichos elementos. Esto permite entre otras cosas:

  • Definir y monitorizar servicios.
  • Definir y monitorizar aplicaciones distribuidas.
  • Agrupar elementos para facilitar la operación o administración.
  • Planificar la capacidad. 

En CNM cada elemento incorpora su propia documentación que el usuario puede extender a su conveniencia. Esto es permite sacar el máximo provecho a las vistas definidas o al gestionar las alertas del sistema.

Back to Top